Albert Alfaro

El Shiatsu Namikoshi es un masaje Japonés, que recoge conocimientos y técnicas orientales de manipulación, masaje y diagnóstico hace más de 5000 años.

A diferencia de otros masajes este no utiliza aceites ni cremas.
El Shiatsu se realiza sobre ropa cómoda, utilizando las presiones de dedos y manos sobre el recorrido de los meridianos energéticos de nuestro cuerpo, llegando a estimular casi la totalidad de los puntos de acupuntura.
El Shiatsu tiene efectos inmediatos. Las presiones y los estiramientos estimulan la circulación liberando tensiones y toxinas, recordando a nuestro cuerpo físico-emocional del estado de la buena salud. Recuperando así nuestra capacidad de auto curación.

El Shiatsu trabaja simultáneamente los niveles:

  • Físico (ciática, contracturas …)
  • Bio – energético (cansancio, dolor, depresión, …)
  • Fisiológico (toxinas, circulación, linfático …)
  • Emocional (nervios, ansiedad, estrés, patrones …)

La sesión de masaje completo de Shiatsu tiene una duración de una hora.
Se trabaja espalda, piernas, cuello, brazos, manos, pies, cabeza, cara, tórax y abdomen.
Este trabajo íntegro y preciso sobre el cuerpo sumado a la calidad rítmica y meditativa de la sesión llevan a la persona que recibe el Shiatsu en un estado profundo de relajación y reconexión con el estado natural de paz propio del ser humano.